Sana Sana

Proyecto: Centro de fisioterapia y estética SanaSana

Localización: Av. De Galicia nº20 (Porriño-Galicia / España).

Año: 2015

Diseño: NAN Arquitectos

Equipo: Vicente Pillado, Wenceslao Lopez, Alberto F.Reiriz.

Equipamiento: nancontract, reportaje en nancontract

Superficie: 220 m2

Fotografías: Iván Casal Nieto

Descripción:

 Nuestros clientes se ven en la necesidad de ampliar su negocio, por lo que tienen que desplazarse a un espacio con mayor superficie.

 La premisa era también ampliar las funciones de la clínica con un espacio ya específico para tratamientos de estética y prácticas de gimnasia (principalmente pilates), además de ampliar el número de cabinas para uso de tratamientos de fisioterapia.

 Se pretendía ofrecer a los usuarios del espacio una experiencia en la que el entorno supusiese un plus a sus terapias; para ello se trabaja la forma y la iluminación de manera  que los ocupantes interiorizasen las sensaciones de sosiego y de calma, sensaciones éstas, muy importantes a la hora de recibir este tipo de terapias.

 Se buscan de esta manera mediante sutiles gestos trasmitir estas ideas. Un ejemplo de ellos es quebrar el pasillo principal, dilatando los espacios en las zonas donde pudiesen surgir situaciones de espera, como delante del despacho de la propiedad y ante la entrada de los vestuarios y de la sala de pilates  y jugar con el movimiento que se genera en esta zona de paso, movimiento reforzado con la decisión de dejar las diferentes instalaciones vistas y el juego de líneas anárquicas que crean en su desarrollo (líneas que al entrar en los gabinetes se serenan), para crear una sensación de fluidez que refuerce la percepción de recogimiento y aislamiento que se vive en las estancias a las que da servicio este pasillo.

Se trata de un proyecto donde cobra relevancia un espacio servidor sin mermar la calidad arquitectónica de los espacios a los que sirve.

 Con la idea de potenciar el efecto cálido de la madera, las telas y la luz, “desnudamos” y “desmaterializamos” el espacio con el fin también de que cualquier elemento que se introduzca gane un especial protagonismo.

 Un continente completamente diáfano donde se “introduce” la arquitectura empleando dos elementos, tabiques de ladrillo macizo y paneles de madera, y una fachada de paneles ondulados microperforados que los cierra.

 Con la fachada se pretende respetar al máximo los huecos existentes, por una cuestión de economía, simplemente se abre una ventana más grande en la zona de pilates. Para cumplir el objetivo de uniformizar la fachada y dar una imagen contundente y dual, semiopaca durante el día, semitransparente durante la noche; se recubre de chapa microperforada ondulada para que a través de ella consigamos efectos de luz, y se puedan apreciar los huecos existentes tanto hacia dentro, como hacia el exterior.

 El proyecto pretende representar el buen trabajo de los promotores como una máquina donde se observan todos sus entresijos como si fuese un ejercicio de transparencia y sinceridad hacia sus clientes.