Panadería Maisquepan

Proyecto: Panadería MAISQUEPAN

Localización: Avda. del Balneario, O Carballiño (Galicia / España).

Año: 2014

Diseño: NAN Arquitectos

Mobiliario: NanContract, Reportaje en NanContract

Superficie: 94 m2

Equipo: Wenceslao López, Vicente Pillado, Alberto Reiriz

Fotografías: Iván Casal Nieto ( www.ivancasalnieto.com )

Descripción:

El proyecto nace de la idea de los propietarios de crear un establecimiento multifuncional, en el que buscan potenciar su negocio de panadería, incorporando gastronomía típica de sus orígenes portugués y brasileño, ofreciendo zonas apropiadas para una breve estancia de degustación de sus productos y café. Además del típico despacho de pan donde la rotación de venta y clientes sería muy elevada.
Los propietarios tenían cierta preocupación acerca del diseño del establecimiento, ya que no querían una panadería convencional y buscaban que el propio establecimiento les diese una buena proyección como imagen de marca.
Nuestra idea fue la de crear una fachada que fuese muy llamativa, donde se viese el funcionamiento de todo el despacho desde la calle. Un lugar muy abierto donde la comunicación exterior e interior fuese muy fluida, convertir la estancia en el local en una experiencia agradable y que la gente de la calle se sienta incentivada a entrar.

La opción de escoger materiales fue la de combinar el acero y la madera. Una fachada en acero muy marcada, donde las interrupciones en fachada enfatizan los aspectos que queremos destacar. En este caso una exposición de vinos, una barra donde la gente observa hacia la calle y el interior de los mostradores, donde se ve a la gente realizando sus trabajos propios de este tipo de establecimiento. Así pues la puerta aparece en la parte más cerrada buscando con esta contradicción destacar el resto de elementos.
Ya en el interior se busca convertir el espacio en un elemento cálido, donde la gente se sienta recogida y además buscar elementos que evoquen la tradición en la panadería, es por eso que el interior está revestido de madera natural de pino abeto y algún detalle en pavimento cerámico decorativo.
El establecimiento tiene una parte de cocina y aseos que se ocultan en la parte trasera donde los acabados son más convencionales e industriales.

Una coraza de acero con un cálido interior.

Tanto en el exterior como en el interior se emplea el acero como una búsqueda de que el material transmita la sensación de asepsia.
También en iluminación se ha buscado un cuidado diseño. Hemos buscado un techo que metafóricamente evoque una gran masa y sobre esta hemos realizado con unos moldes del mismo material unas yagas que imitan las de una barra de pan, y sobre la zona de trabajo, estos moldes forman un elemento orgánico donde la “masa” parece que cae hacia el suelo. También hemos optado por iluminación en cartelería, así como iluminación oculta para potenciar la madera en un panelado, e iluminación en todas las vitrinas.