Clínica Dental Adriana

Proyecto: Clinica Dental Adriana García

Localización: Calle Frai Juan Navarrete,3,1º (Pontevedra-Galicia / España).

Año: 2015

Diseño: NAN Arquitectos

Equipo: Vicente Pillado, Wenceslao Lopez, Alberto F.Reiriz.

Equipamiento: nancontract

Superficie: 62 m2

Fotografías: Iván Casal Nieto

Software: Autocad, 3Dmax

Descripción:

El principal problema en este proyecto era encajar un programa muy extenso en una superficie muy reducida, apenas 62 m2. Tenía 3 zonas bastantes diferenciadas por sus usos, una primera de recepción con cuartos de baño, una segunda con instalaciones, depósito, diagnóstico y despacho, y una tercera con 2 gabinetes.

Nuestra propuesta fue la de dividir estos 3 espacios con un sencillo gesto. 2 piezas en forma de trapecio que se separan o se unen y que contienen la zona de instalaciones y jerarquizan todo el resto del espacio.

Lo que se busca con este sutil gesto es crear un espacio diáfano con pocas divisiones y de manera a que se produzca una fácil comprensión de todas sus funciones.

La parte principal del proyecto es donde se encuentran los gabinetes, es por este motivo que están situados en la zona de ventanas hacia el exterior, hacia la calle.

Los materiales empleados juegan un papel muy importante a nivel compositivo ya que dependiendo de zonas o funciones se fueron empleando unos u otros. Estos son en su mayoría aluminio y madera de pino.

La pieza central principal está realizada en aluminio, este material está buscado con la idea de trasmitir una sensación de limpieza y asepsia que debe de tener una clínica dental. Un gran volumen metálico que se contrae o dilata de manera a formar las diferentes estancias de la clínica.

La estancia principal, es decir la de los gabinetes se completa con un pavimento continúo de color verde turquesa, color asociado a imagen corporativa y a estos tipos de establecimientos clínicos.

Por otro lado, la madera de pino nos ayuda a completar el resto de estancias, principalmente recepción y sala de espera, convirtiéndolos en sitios acogedores y agradables a la estancia. En la sala de espera se utilizan rastreles para tamizar un patio interior y para completar el banco corrido.