Casa de Xantar Loaira

 

Proyecto: Casa Xantar “Loaira”

Localización: Pza. da Leña 1, (Pontevedra-Galicia-España)

Año: 2015

Diseño: NAN Arquitectos

Equipo: Vicente Pillado, Wenceslao Lopez, Alberto F.Reiriz.

Equipamiento: NanContract, Reportaje en NanContract

Superficie: 70 m2

Fotografías: Iván Casal Nieto

Descripción:

Un local dedicado a la cocina de autor pero con una imagen muy desactualizada. Esta es la realidad con la que nos encontramos en nuestra primera reunión.

Un espacio que busca el diseño para encajar en la cocina que se practica. Estamos hablando de Iñaki Bretal, y estamos hablando de uno de los mayores exponentes de la gastronomía gallega de la cocina contemporánea.

Esta intervención se realiza dentro del casco histórico de Pontevedra por lo que nos encontramos ante una envolvente de arquitectura tradicional.

Nuestro reto aquí por lo tanto, se trata de introducir estos conceptos anteriormente mencionados dentro de un ámbito físico tan conservador y rígido.

El proyecto a pesar de tener una imagen homogénea tiene 2 partes muy diferenciadas, la planta baja donde se ubican la barra, mesas altas y taburetes, y la primera planta donde se ubican mesas bajas, sillas y bancos.

En la planta baja se busca un espacio altamente funcional y dinámico donde los usuarios ocupan el espacio en una breve estancia de tiempo donde degustan una “tapa” y una bebida pero de forma informal. También es donde se ubica la cocina y es la zona de paso de los trabajadores del local que tienen que servir a más de 30 mesas entre piso superior y terraza.

La parte superior es un espacio de estancia más dilatada, a pesar de ser informal, es una zona que requiere estar sentados en una mesa y degustar comida a la carta.

Las opciones formales y estéticas fueron las siguientes;

Las paredes son bañadas por luz cálida y donde hay una predominancia cromática del negro o la piedra, esto nos ayuda para controlar la luz y que esta es filtrada a través de las irregularidades de la piedra, absorbida por el negro de la pared,y por donde queremos extender la luz, buscamos retira estos elemento y se refleja gracias y paños blancos. Estas paredes negras tienen continuidad de arriba abajo como si fuese un ente único. Otra circunstancia que consideramos interesante es el hecho de que todos los puntos principales de degustación están iluminados directamente por un perfil continuo de luz que se interrumpe a medida que nos encontramos elementos arquitectónicos que actúan como barreras, así escaleras, paredes y forjados actúan como elementos naturales de discontinuidad.

Si bien el espacio en la parte inferior aparece como “desmaterializado” por las circunstancias que antes describíamos. Liberando así espacio para trasiego de camareros y encuentro de clientes.

La planta superior mucho más densa por la luz y mobiliario aplicado, aparece dominada por una escalera de caracol que evoca un cuchillo de sierra o las fauces de un animal en alusión a la comida que vamos a degustar en este espacio.